El Precinto de Tres Bares de la Madrila

By admin | Obras Públicas

Dic 10

Aunque para unas cuantas personas ha sido una noticia mala, el Ayuntamiento de Cáceres ha tenido que tomar la decisión de precintar de tres bares de la Madrila, los locales que se han visto afectados se encuentran situados en la Plaza de Albatros, Madrila baja.

Quienes se han visto afectados por esta decisión, son los locales, ‘Velvet’, ‘Ivanhoe 3.0’ y ‘Dejavu’, esta noticia fue algo desalentadora para los clientes que pasaban allí su tiempo libre, pero sobre todo para los dueños de los mencionados establecimientos.

Estos negocios se encuentran ubicados en los bajos de un edificio en dónde la fachada principal está en el número 1 de la avenida de Hernán Cortés, pero todo el motivo de este cierre por decisión del Ayuntamiento de Cáceres, es a causa de seguridad, pues en un sótano debajo los establecimientos mencionados se han detectado defectos en el forjado.

Quienes se han tomado el trabajo de notificar a los afectos han sido el Consistorio junto con la Policía Local, quienes se acercaron hasta los negocios y han colocado una pegatina verde en los cuales se puede visualizar muy bien las palabras “Ayuntamiento de Cáceres”, dando por hecho la clausura de estos.

Comunicado por parte del Consistorio

El comunicado por parte del consistorio ha recalcado que la causa de esta decisión por parte del Ayuntamiento de Cáceres, se debió al descubrimiento de armaduras oxidadas en los forjados de una zona del sótano, consecuencia del poco mantenimiento de dichos lugares, también fue ha detectado falta de ventilación y humedad provocada por filtraciones de agua, la inspección del edificio fue realizada por técnicos municipales.

El Ayuntamiento añadió a las explicaciones que se ha dejado de lado el mantenimiento de estas zonas por tanto tiempo, que se por consecuencia se produjo la corrosión de la armadura, fractura y pérdida del hormigón de recubrimiento, además de pérdida de la sección resistente del armado, sumándole también patologías en el forjado.

La inspección de estos locales se realizó a causa de solicitudes para hacer obras menores en el sótano, pero al visitar estos lugares se toparon con que la situación de la zona anterior mencionada estaba en malas condiciones, algo bastante preocupante por ser lugares que por años han servido como sitio de entretenimiento para las personas y no se ha podido buscar otra solución que clausurarlos hasta que se resuelvan estos problemas estructurales, pues los técnicos han determinado que no cumplen con las mínimas condiciones de seguridad legales.

Vecinos del edificio no se habían enterado de la clausura de estos negocios hasta que se les ha consultado por ello, por lo tanto, no se han visto tan afectados por la decisión del Ayuntamiento, sin embargo, a raíz de esto ha surgido la necesidad de realizar una inspección al edificio por técnicos profesionales, con el fin de realizar las obras necesarias para que la comunidad se encuentre tranquila y se cumplan las condiciones de seguridad, salubridad y ornato, al igual que se deberá realizar un refuerzo estructural, si esto no se realiza del modo en que se ha planteado, los gastos deberán ser cubiertos por la comunidad de propietarios.

Punto de vista de los propietarios de los locales

Aunque los negocios han estimado pérdidas por más de 14.000 euros durante los días que se realicen las obras, se han mostrado bastante comprensivos ante la situación del ayuntamiento, de hecho, Juan Miguel Olmeda, socio de ‘Velvet’, es quien contactó al administrador de fincas de la comunidad de vecinos, pues se ha preocupado por las malas condiciones del forjado del sótano, en el momento en que estaban limpiando la zona se percataron de esta circunstancia.

Junto a su otro socio, José María Gijón, decidieron dar todas las facilidades que se requirieran para que las obras se realizaran del mejor modo, pues su principal objetivo, es brindarles seguridad a sus clientes, incluso aunque les afectará la clausura, esperan que surjan muchos más beneficios luego de las renovaciones.

Por otra parte, Emilio Cabrero, socio de ‘Ivanhoe 3.0’, no se ha mostrado con la misma comprensión, pues alega que debajo de su negocio no hay ningún sótano, por lo tanto, no se encuentra afectado por las condiciones del forjado y se dirigirá al Ayuntamiento con el fin de aclarar esta situación.

About the Author

Leave a Comment:

Leave a Comment: